Información útil

Consejos para
la correcta instalación

Las cocinas, termococinas y termoestufas Rizzoli son fáciles de instalar. Sin embargo, antes de realizar la instalación, recomendamos comprobar el espacio necesario, el respeto de las distancias de seguridad, la correcta preparación de la chimenea y la posibilidad de realizar las conexiones necesarias.

Partes que componen la chimenea:
A= cocina, B= racor, C= salida de humos; D= sombrerete, E= zona de reflujo


Colocación correcta de la chimenea

    La chimenea

    La chimenea es fundamental para el correcto funcionamiento de cocinas, termococinas, estufas y termoestufas de leña. Los productos Rizzoli están diseñados para garantizar el máximo rendimiento, pero sus prestaciones dependen del funcionamiento de la chimenea. Si la chimenea es defectuosa o no cumple las normas técnicas de construcción, no podrá garantizarse un funcionamiento correcto. En la construcción de la chimenea es obligatorio utilizar materiales resistentes a altas temperaturas que cumplan las normas contra incendios. El tipo de material no es fundamental, siempre que sea adecuado y que la chimenea esté bien aislada.

    Descubra la correcta instalación de la chimenea ›

Toma de aire

En la instalación tradicional de las cocinas, termococinas, estufas y termoestufas de leña, el aire comburente se obtiene en el local de la instalación a través de la toma de aire que incorpora el producto. En este caso, el local debe garantizar una renovación constante del aire, sobre todo si es pequeño o si tiene cierres herméticos. También debe asegurarse la circulación adecuada de aire en el local cuando haya otros aparatos de combustión, campanas extractoras, chimeneas o respiraderos. La toma de aire del local debe tener una superficie mínima de 80 cm². Si se solicita, Rizzoli puede suministrar válvulas expresamente diseñadas para permitir la apertura automática de la toma de aire sólo cuando se necesite con el fin de garantizar una depresión máxima de 4 Pa en el local de la instalación. Si es preciso, los productos Rizzoli también pueden conectarse para captar el aire comburente directamente del exterior. De este modo, las cocinas y termococinas de leña no requerirán otra toma de aire en el lugar de instalación, sino que bastará con disponer de un conducto conectado al exterior del local y directamente acoplado a la toma de aire del producto. En las cocinas y termococinas de leña, esta toma se encuentra en el interior del zócalo, cerca de la cámara de combustión.

Ejemplo de instalación con toma de aire del local.
Instalación con toma de aire exterior conectada directamente a la cocina de leña.


Métodos de conexión de la toma de aire de la cocina de leña
A= Toma de aire exterior no conectada, B= Toma de aire exterior en el suelo, C= Toma de aire exterior en la pared

ˆ